Por: Christian Leines

La pandemia ocasionada por el COVID-19, ha dejado muy mal paradas a muchas industrias, y en general a la economía mundial. El cine no es la excepción, ya que si tomamos en cuenta la falta de grandes estrenos y la asistencia prácticamente nula a las salas de cine, era obvio que se trataba solo de cuestión de tiempo para que los proyectores de las salas se apagaran indefinidamente.

Desde el 11 de febrero la cadena Cinemex cerró 145 complejos fuera del área metropolitana de la Ciudad de México, según informó el portal Bloomberg, “hasta que se reanuden los estrenos y las operaciones con restricciones severas se mantengan”.

Sumado a esto, la cadena “trabaja con bancos como BBVA, HSBC, Santander y Scotiabank para reestructurar 230 millones de dólares en deuda”.

Cinemex solo informó, hasta el 11 de febrero, del cierre en redes sociales, pero desde días antes se esperaba esta decisión, pues su página web dejó de vender boletos, incluso en zonas donde el semáforo sanitario le permite operar, por lo que se especuló sobre su posible quiebra.

Aún con todo esto, por el momento la cadena no se ha declarado en quiebra. En Puebla, al menos 760 de sus trabajadores causaron baja temporal desde el 11 de febrero, según informó el medio Milenio.

Como respuesta, Cinépolis comunicó que mantendrá abiertos sus complejos en donde pueda hacerlo.

Eso ha sido todo por esta ocasión, no olvides seguirnos en redes sociales y compartir este artículo con todos tus amigos para estar enterado sobre todas las novedades del cine. ¡Nos vemos en la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *