Por Lucero Aldana Montiel

Tully, filme dirigido por Jason Reitman en 2018, siendo protagonizado por Charlize Theron, Mackenzie Davis, Ron Livingston y Mark Dupplas; muestra a detalle la vida de Marlo, quien acaba de concebir a su tercer hijo.

El trabajo del cuidado del bebé es agotador, dormir ya no es una opción para ella. Ante esto contrata una niñera nocturna con la cual forma un increíble vinculo, pero en esta película no todo parece ser usual.

El filme relata el ser madre sin llegar a romantizarlo, muestra esta vida donde el cansancio, estrés y agotamiento mental es parte de la maternidad, es realista al momento de mostrar un embarazo, abordando temas como lo son la depresión postparto, siendo bastante visceral al retratarlo en pantalla.

Al ver la película no sabes del todo que trama se pretende abordar, ya que te lleva a creer que la historia esta centrada en distintas historias como el conflicto entre hermanos o de como su hijo no encaja en la escuela y necesita una educación especial, pero termina con la verdadera historia que hace que tenga sentido lo que hemos visto por más de una hora.

Esta historia que pareciera ser tan sencilla, como otro filme sobre la maternidad y sus conflictos, llega con un plow-twist bastante impresionante.

Es una película que tienes que ver; no únicamente podrás observar como es la maternidad realmente para miles de mujeres, sino que te lleva a experimentar los estados de ánimo de los personajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *