Por Lucero Aldana Montiel

Como madres, muchas harían lo imposible para que sus hijxs vivan en sin ninguna preocupación, casi ocultándoles la cruel realidad. Para Joy era fundamental ocultarle a Jack, su pequeño hijo, la oscura realidad del reducido cuarto donde vivían, haciéndole creer que todo se encontraba bien y que esa era una vida “normal”.

Una vida donde para Jack el único mundo existente era dentro de las cuatro paredes del cuarto donde nació, juega, come y está todo el tiempo con su mamá, esperando por las noches para ir a dormir al armario donde se oculta del viejo Nick.

En 2015 se estrenó Room, película irlandesa dirigida por Lenny Abrahamson, basada en la novela de Emma Donoghue donde se relata esta vida que llevaban Joy y Jack, explorando como es para cada uno de ellos la vivencia en esa pequeña habitación, siendo un para Joy el lugar donde lleva siete años secuestrada y para su hijo un hogar.

Este filme comienza con Jack en sus rutinas diarias, relatando como es la vida para él, conociendo únicamente el pequeño cubículo en el que puede ver una cama, un baño, cocina y el armario donde duerme. Para él esto es más que suficiente, siendo un niño totalmente sano que ha generado un vínculo asombroso con su madre.

Poco a poco vemos que esta realidad, que para Jack es perfecta, esconde el terrible secuestro de Joy, su madre, siendo prácticamente sumisa para que su captor no le haga ningún tipo de daño, al cual lo conocen como el viejo Nick. En todo el filme, Joy busca que su hijo se encuentre en perfecto estado, teniendo que sacrificar su bienestar al ser abusada por el viejo Nick.

De cierta manera, Joy había normalizado la vida que llevaba, ocultándole todo un mundo a su hijo, pero ya no podría más con esto, no podía darle una vida así a Jack.

Así que un día comienza a contarle toda la verdad a su hijo, planeando un escape que fue un fracaso en un inicio, siendo así que fingió la muerte de Jack para que él pudiera escapar y así dieran con ella. Las escenas del escape son tensas, en un punto, como espectador, crees que el plan no se ha cumplido y todo fue en vano; pero claro que se logró el escape, siendo uno de los momentos más conmovedores.

La película La habitación - el Final de

Ahora ambos tienen que adaptarse al mundo exterior donde no únicamente Jack debe comprender todo este entorno nuevo, sino que su cuerpo debe igualmente adaptarse a un nuevo nivel de luz y miles de bacterias que pueden atentar con su salud. A pesar de esto, para Jack resulta sencillo, pero no para su madre, quien ahora debe ajustarse a una vida antigua que ahora le parece ajena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *