Por Yulissa Galindo Ortiz

El cine mexicano contemporáneo, al menos el comercial, ha dejado mucho a deber a sus espectadores, sin embargo, existen cintas que resultan ser un diamante en bruto como La niña en la piedra.

Este largometraje es el tercero de la trilogía “La maldad” (Perfume de violetas y Manos libres), dirigido por Maryse Sistach en 2006.

La esencia de la trilogía es, como su nombre lo indica, la violencia en México del siglo XXI. En La niña de piedra vemos la historia de Maty, una adolescente de secundaria cuyo compañero Gabino está perdidamente enamorado de ella, por lo que constantemente le hace regalos y busca conquistara, pero siempre es rechazado. Harto de las negativas de Maty, Gabino planea una venganza sumamente violenta.

Aunque para muchos esta entrega es un capítulo más de «Lo que callamos las mujeres» y en el audio hay más ruidos ajenos que las voces de los actores, de verdad es innegable que muestra el retrato tan crudo y poco estético de una realidad que aqueja a las mujeres y que, a pesar de los años, no ha cambiado del todo.

Todo se desarrolla en una comunidad cercana a la Cuidad de México, donde la distancia entre las grandes urbes no casi siempre significa tranquilidad, ya que vemos como el núcleo familiar de ambos jóvenes influye directamente en sus valores y acciones.

Entre el reparto se encuentra Arcelia Ramírez, Ricardo Polanco, Luis Gerardo Méndez, Gabino Rodríguez y Sofía Espinoza. Obtuvo 3 nominaciones a los premios Ariel en las categorías de Mejor Actor para Gabino Ramírez (Gabino), Mejor Actriz para Sofía Espinoza (Maty) y Mejor banda sonora para Eduardo Gamboa.

Ahora bien, esta cinta antropológica con tintes de denuncia social tiene varios detalles que pudieron realizarse mejor. Un ejemplo es lo superficial que conocemos a los protagonistas, entendemos lo básico de su actuar y poco de su influencia, pero no vemos más allá de su sentir.

A grandes rasgos, podemos encontrar pros y contras, pero al final eres tú quien tiene la última palabra. ¡Mira esta película mexicana y déjanos saber tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *