Por Yulissa Galindo Ortiz

Esta es la tercera entrega francoguatemalteca de la “Trilogía de los tres insultos” o “Trilogía del desprecio”, llamadas así ya que en todas sus cintas habla del racismo, clasismo y homofobia que se vive en Guatemala.

El primer largometraje es Ixcanul, estrenado en 2015, posteriormente Temblores, en 2019, y ese mismo año se incorporó La llorona.

La idea central del último filme era hablar sobre el genocidio maya ocurrido en el país entre 1991 y 1993, el juicio al expresidente impune Efraín Ríos Montt a cargo de ese crimen y las violaciones a mujeres indígenas perpetuadas en ese violento periodo.

Sin embargo, para hacerla mucho más interesante y sin que parezca una cinta de denuncia social, el director y coescritor Jayro Bustamante decidió agregarle ciertos elementos del cine de terror como lo es una aparición víctima de esta matanza, entregándonos así una versión diferente a la ya tan conocida leyenda latina.

El general Enrique Monteverde fue la cabeza del genocidio de la Guerra Civil en Guatemala. 30 años después, fue llevado a juicio (donde la activista indígena y ganadora del Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú hace un cameo).

Sin dar más detalles que te spoileen, pasamos al encierro en casa que vive el general y su familia (esposa, hija y nieta) debido a los manifestantes plantados fuera de su casa por más de un día.

Y justo donde pensamos que la paz y la tranquilidad se hacen presentes, los llantos de una mujer comienzan a escucharse durante las noches y poco después con la llegada de Alma, la nueva empleada doméstica, los sucesos turbios se intensifican hasta que ocurre lo esperado de una forma inesperada.

La película se estrenó el 30 de agosto de 2019 en el Festival de Cine de Venecia dentro de la Jornada de los Autores (Giornate degli Autori), donde el director Bustamante ganó el premio a Mejor Director.

También, fue ganadora en la categoría de Mejor Película Internacional en los premios Satellite, Mejor Película Extranjera en Idioma Extranjero en el National Board of Review y Womens Film Critics Circle. Fue nominada en los Globos de Oro a Mejor Película en Lengua no Inglesa y Mejor Película Iberoamericana en los premios Goya.

Si aún no te animas para verla sabiendo que este largometraje está fuera de lo convencional, bueno, hay muchas más razones.

  • Una de las mas grandes es que esta es una de las escasas cintas que produce Guatemala al año, apenas cuatro en promedio. Pero bien dicen, calidad antes que cantidad.
  • Estuvo dentro de la shortlist de los Oscar de este año en Mejor Película Internacional, lamentablemente no quedó entre las 5 nominaciones definitivas.
  • ¿Recuerdas a los manifestantes que mencionamos anteriormente, aquellos fuera de la casa del general? En realidad son miembros de asociaciones que aún buscan justicia por sus familiares desaparecidos, ya que se estima que 200 mil personas fueron asesinadas o desaparecidas en esta guerrilla.
  • Si bien, la actriz que da vida a La llorona tiene una fisionomía digna de las raíces de la leyenda, encasillar al personaje a una persona física queda corto. La llorona es Guatemala. Un país que llora por sus hijos asesinados, una madre tierra que llora a los hijos enterrados quién sabe dónde, las hijas violadas y vendidas, los hijos discriminados.

Te invitamos a que disfrutes de este largometraje en cines, eso sí, siguiendo todas las medidas de seguridad o, si lo prefieres, a través de alguna plataforma de streaming para que no salgas de casa.

Si ya la viste, déjanos saber en comentarios qué te pareció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *