Por Yulissa Ortiz Galindo

Bajo el atrayente misticismo del gótico victoriano, Guillermo del Toro nos cuenta una increíble historia en La Cumbre Escarlata, pero no una de amor, sino una historia de fantasmas y traición, donde el amor queda en segundo lugar.

Edit Cushing (Mia Wasikowska) es una recién casada que, tras la muerte de su padre, viaja con su esposo Thomas Sharpe (Tom Hiddleston) a su nuevo hogar: una antigua y descuidada mansión cuyo suelo fue, en su mejor tiempo, una mina de oro. Conforme pasan los días, Edit tiene varios encuentros con fantasmas cuyas trágicas muertes marcaron de por vida el lugar, sin embargo, pronto descubrirá que a quién realmente debe temer no es a las apariciones.

Aunque originalmente los roles principales estaban destinados para Emma Stone y Benedict Cumberbatch, la elegancia de Tom y la belleza de Mia encajaron perfectamente con la exigencia de los personajes.

Con un elenco tan excepcional y un director cuya original fantasía lo caracteriza, La Cumbre Escarlata cuenta con efectos especiales que realmente asombran (y asustan).

Sin duda alguna, es un filme inolvidable, lleno de elementos realistas, históricos y fantasiosos, haciendo un excelente equilibrio que tuvo como resultado una de las cintas más apreciadas de Del Toro.

Revive una vez más la experiencia de ver esta película de 2015 viéndola en Netflix, en una noche nublada acorde al ambiente victoriano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *