Por Xcaret Alejandra Olivares Hernández

Boda sangrienta es una película de comedia negra, estrenada hace tres años, que cuenta la historia de una pareja recién casada, dónde a la novia se le festeja su matrimonio dándole la bienvenida a la familia, lo que ella no sabe es que la familia del novio lleva a cabo una costumbre entablada con Satán.

Para que la novia sea oficialmente parte de la familia debe jugar con ellos obligatoriamente lo que una antigua caja que le pertenece a la familia exija. La novia, ahora víctima, acaba sacando la carta que la convertiría en un objeto de caza para todos por el resto de su propia noche de bodas, el juego es las escondidas y si la millonaria familia del esposo logra encontrar a la protagonista tratarán de matarla para que así sea concebida cómo sacrificio y mantener su prestigio.

La película sigue una serie de pasos de suspenso en el que observamos como la esposa hace lo posible para esconderse, huir y defenderse para sobrevivir lo mejor posible, mostrando los diferentes lados de los distintos miembros de la familia, incluyendo al mayordomo y las mucamas.

Lo que podría tratarse de una alegoría sobre la clase alta ante la baja, pues a la novia se le juzga continuamente que solo se casa por dinero, mientras que los miembros de servicio dentro de la mansión son los primeros en morir al ser asesinados por confusión o se les toma poca importancia a su muerte y su papel dentro del grupo, vistos como algo reemplazable.

La violencia cruda en las escenas es algo que hace al largometraje envoltorio y extenso, pues tiene una duración de una hora y media, contando los créditos, que sientes cómo si hubieran sido más, juntando el desespero por qué es lo que va a pasar y dudar sobre si Grace, la novia, se salva y logra huir o no.

Esta comedia de horror queda colgando a manos de las distintas buenas interpretaciones, de miedo, desconfianza y malicia de las actrices y actores que la jugaron en su papel. Es una película canadiense dirigida por Tyler Gillett y Matt Bettinelli-Olpin con Samara Weaving, presentando a Grace, la novia recién casada que hace lo posible para sobrevivir de lo que alguna vez pensó que sería su nueva familia.

El filme retrata una pesadilla de forma humorística, con entretenimiento sangriento y un final que luce fascinante, pero eso lo dejamos a tu decisión, celebra su aniversario de estreno de tres años viéndola esta noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *