Por Yulissa Ortiz Galindo

En Bajo la piel del lobo, Mario Casas da vida a un hombre ermitaño y frío, con una rutina bastante marcada en un pequeño y remoto pueblo abandonado en las montañas de Navarra, España, donde caza animales para después vender sus pieles en el poblado más cercano.

Con la llegada de una mujer a su vida, tener que mostrar vulnerabilidad y al mismo tiempo protección suponen su buena voluntad para realizar su deseo de formar una familia, sin embargo, esto no será suficiente para su compañera.

Una vez más, Mario Casas nos demuestra que su talento como actor es indiscutible, ya que sus expresiones nos dejan ver a un hombre en su estado más salvaje.

Samu Fuentes debutó en la categoría de largometraje como director en este film y con el guion de su misma autoría. El elenco está formado, además de Casas, por Ruth Díaz (Tarde para la ira) e Irene Escolar (Un año sin Berlín).

Esta propuesta, que puedes ver en Netflix, fue nominada a 17 categorías en los premios Goya de 2019; entre ellas Mejor Película, Mejor Guion Original, Mejor Actor de Reparto y Mejor Montaje.

¿Qué esperas para ver esta cinta digna de festival?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *