Redacción: Alondra Pérez Talonia

Un premio Oscar es el máximo honor que un cineasta puede conseguir, aunque las películas animadas no siempre fueron consideradas como dignas de recibir un premio de la Academia.

En 2001 la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (AMPAS) reconoció que esta expresión artística también guarda una enorme cantidad de trabajo, así como mensajes inspiradores y personajes que dejan su huella durante generaciones, es por ello que en dicho año decidieron incluir por primera vez entre sus categorías una dedicada especialmente a la Mejor Película de Animación.

Shrek (2001)

Fue la primera película animada en lograr recibir ese galardón en el año 2002. Basada en la obra de Steig (1990), narra la historia de un amargado ogro que descubre con bastante desencanto que su pantano ha sido invadido por criaturas de cuentos de hadas y que para poder librarse de ellos deberá ir en busca de una princesa para que con esto el malvado Lord Farquare le regresé sus tierras.

Si algo nos enseñó Shrek es que es posible crear películas graciosas e ingeniosas que divierten a niños y grandes. Sobre todo, al considerar que retoma una temática tan común como los cuentos de hadas.

El Viaje de Chihiro (2001)

Es hasta la fecha la primera y única película de habla no inglesa en ganar el premio Oscar, además de que es el único anime en tener dicho galardón, ganando en 2003. El Viaje de Chihiro es una película original de 2001, dirigida por Hayao Miyazaki y producida por el Studio Ghibli, utilizando la técnica de animación tradicional.

Narra la historia de una niña de 12 años que durante una mudanza se ve atrapada en un mundo mágico y sobrenatural. Su objetivo no será otro que buscar su libertad junto a la de sus padres para poder así regresar a su mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *