Por Ivonne Pérez Ronquillo

Después de un año tan difícil para todas las industrias, el cine está resurgiendo de entre las cenizas, no solo en la cuestión de producción, sino también de distribución. 

El mundo del streaming está creciendo a pasos agigantados con cada vez más plataformas disponibles para todos los gustos y edades, sin embargo, a contraposición de la poderosa tecnología, lo tradicional está lejos de morir; al menos en México, ya que hace tan solo unas semanas se anunció la apertura de una nueva cadena de cines en el país: CineDot, quien básicamente le comenzará a hacer la competencia tanto a Cinépolis como al ya afectado Cinemex. 

Esta cadena empezará operaciones en julio en puntos específicos de la República; el primero de ellos en Coacalco, Estado de México, ofreciendo el boletaje a $49 por adultos y $44 por niños -hasta donde se sabe- lo cual le da una pequeña ventaja inicial sobre sus competidores. 

Se comenta que muchas de las salas son recuperadas de las otras cadenas que en algún momento las cerraron, ya que pretenden que la gente conserve los espacios que ya tenían destinados a su entretenimiento. 

Al igual que sus colegas, esta cadena contará con una aplicación móvil que permitirá la compra tanto de boletos como de dulcería en línea. 

La llegada de estos cines al mercado de distribución favorece al público ampliando sus opciones, además de significar el inicio de la recuperación de la vida como la conocíamos antes de la pandemia. 

Y si bien, ahora no se puede decidir si fue buena idea abrir complejos después de una crisis mundial; sí se puede tomar un lado positivo, como un ápice de esperanza para todos los amantes del cine que tanto anhelaban volver a las salas después de tanto tiempo en confinamiento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *